"DISCIPLINA - LEALTAD - SACRIFICIO"


"PROTEGER Y SERVIR"

Q. E. P. D.

INSPECTOR ABEL ALBERTO PANTOJA PACHECO
30 MARZO 2010

fue ejecutado por un comando armado cuando se dirigía a trabajar a su base, en el municipio de La Huerta.
El mando estaba destacamentado en la comandancia del poblado de La Cumbre, a donde se dirigía cuando fue acribillado a tiros a bordo de su vehículo Volkswagen Jetta, en color gris obscuro. Se trataba del capitán Abel Alberto Pantoja Pacheco.

Alrededor de las 8:20 horas de este martes, paramédicos y policías municipales acudieron al kilómetro 47 de la carretera que conecta las delegaciones La Fortuna-Quemaro, donde localizaron a Pantoja Pacheco, de 43 años, aún con vida.

El uniformado fue trasladado a un hospital de Primer Contacto en el municipio de Tomatlán, donde murió cuando recibía las primeras atenciones médicas.

Trascendió que una camioneta, de modelo reciente, interceptó el coche del Capitán cuando transitaba por la carretera y desde la parte trasera del Jetta abrieron fuego con armas de grueso calibre, asestándole siete impactos de bala: dos en la cara, uno en el cuello, otro en el brazo y el resto en el tórax.

Abel Pantoja Pacheco era originario de Michoacán y tenía un año en la comandancia de La Cumbre, aunque también apoyaba la comandancia de Puerto Vallarta. El capitán había salido de un hotel en donde estaba hospedado, pues su familia llegó a visitarlo, ya que estaban de vacaciones.








PEGASO MICKI

Fue en 1988 cuando te conocí, como cualquier cadete que recién entra a la academia ambos estábamos temerosos de lo que vendría, fuimos saliendo adelante, poco a poco en aquella generación XLI, específicamente en el grupo 1, tu apellido iniciaba con “R” y el mío con ”S” por lo que convivimos más de un año y medio sentados uno detrás de otro, aguantando presión hasta que lo logramos y nos graduamos. Ahí nos separamos para empezar con nuestras carreras, solo nos volvíamos a ver en alguna comisión o al recibir patrullas nuevas para nuestros destacamentos. En mayo del 2007 nos volvimos a reunir en Nuevo león, donde refunfuñaste todo el tiempo por estar lejos de tu casa y de tu familia, las cosas se pusieron feas en N. L. y aguantamos presión otra vez, tuvo que suceder lo que paso para que la gente de México te diera el cambio por tu propia seguridad y así te acercaste un poco a casa, a tu esposa y tus hijas; y mira que suerte la tuya, estando en Puebla donde tanto quisiste estar… A nadie le hacías ningún daño, trabajaste por llevar el pan a tu mesa y nada más, hoy 13 de Septiembre te fuiste, sin decir adiós. Hoy dios te acogió en sus brazos para darte una mejor estancia. A tu esposa y tus hijas les dará el cobijo y fortaleza para seguir adelante, siempre estarán orgullosas del buen esposo y padre que fuiste.


Descansa en paz.

Loading...