"DISCIPLINA - LEALTAD - SACRIFICIO"


"PROTEGER Y SERVIR"

miércoles, 26 de enero de 2011

CARTA PÓSTUMA A DRAGÓN

CARTA PÓSTUMA A DRAGÓN


Estimado Jefe Solís:

Apenas hoy, con incredulidad, al llegar a esta Ciudad, pude enterarme de su sensible partida. En otrora de unos cuantos días lo único que sabía era que se encontraba delicado de salud, mas con esa confianza que nace producto de la admiración, del respeto y del aprecio, que no de la realidad, imaginé que como otras veces saltaría las trancas y volvería a enfundarse en su uniforme siempre orgulloso de portarlo, a fumar el tabaco empedernido, tomar café chiapaneco amargo, hablar sonante entre humos de cigarro y chillidos transistores de los aparatos de comunicación, para dar ordenes en las oficinas de Seguridad Pública, por alguna Comisaría o quizad en algún operativo, para seguir con su gallardía y porte de policía, con el acicate airoso y una vida llena de intensidad. Lamentablemente, ¡Ah, Jefe Solís! no fue así.

Su voz, a veces hasta despectiva calló para siempre, pero como ocurre con los verdaderamente grandes, su nombre rondará por todos los confines donde se hable de policías en México, desde la Policía Federal hasta la Municipal, al igual en la península yucateca como en las baja californias, porque nació beligerante por accidente en el Distrito Federal, pero era en esencia, todo hombre de México. Así, no perecerá del todo. Policía irredento, padre de los suyos, hombre del pueblo, macho de tierra adentro, vivirá por siempre, mientras queden espíritus de policías libres que sepan y griten con suficientes argumentos que la Policía Federal de Caminos es en esencia la Policía Federal que hoy tenemos y que es nuestra, por más que se nos haya parcelado y despojado de ella, y de todo, hasta del nombre.

Vivirá por siempre, mientras haya un sólo joven Policía que lleve su uniforme pulcro y con orgullo, pistola enfundada en la cintura y de, su propia vida al pueblo al que se debe, guste de su trabajo, aspire a la grandeza policial, se nutra del conocimiento constante, entre otros placeres y gustos ligados a la tierra y que, en suma, ame a su México.

Me toco laborar con Usted en una etapa de sus tantos cargos, admirando el ímpetu de su trabajo y aprendiendo su legado, de ahí que su partida es, con todo, para mí y otros conmigo, sólo un aviso anticipado del éxodo de todos aquellos cuyas cunas policiales se mecieron casi al mismo tiempo que la suya. No importa mi Jefe, no importa, su intensidad de vida le dio el privilegio de existir como un verdadero “Dragón” a su tiempo, a su época, entre los encargos que van y vienen. Ahora la tierra llama, es su turno.

He escuchado resonar una vez más en mi mente algunas de sus innumerables frases, sobre todo aquella de: "usted es como los soldados rasos, rápido pero mal”, sí mi jefe todos cometemos errores en algún momento, lo importante es superar esos traspiés, pues todo cambia, pero hay cosas que permanecen y ésa es nuestra gente, nuestro pueblo, nuestra cultura, nuestra esencia. En eso no se equivoco, al jubilarse de la Policía Federal, su apuesta fue correcta, no se dejo embelezar por los mercaderes y advenedizos policiales que pululan ahora, sino que siguió en un rumbo nadamas paralelo, ¡ah, hombre necio y testarudo! por la senda más áspera, más seca, sabedor que por ella, también se alcanza la Gloria.

Me viene a la mente la brillante escritora Masona Melina Pirrone con su frase: "Per aspera ad astra", que le va, como anillo al dedo.

Se despide mi Jefe Dragón, casi en silencio, discretamente, en 28 de diciembre día de los inocentes, como para pensar que la idea de su muerte era tan solo una broma pesada, ¿no es cierto?, en fin, no estuve cerca de Usted en su agonía, pero debe saber cómo me hubiera gustado estar allí, a su lado, para decirle quedo y al oído que el turno terminaba –sin novedad-.

Vete en paz, Estrella del Sur. Desde esta trinchera, otro gambusino de la justicia como usted, sí, de nuestro Chiapas, insisto, lo saluda, aun cuando alguien, más pragmático que ambos, me diga, volteando a los errores humanos cometidos, que sus logros no fueron suficientes y que ahora los jefes son mejores, ¿podría creer eso?, ante su presencia quizad ni siquiera lo hubiesen podido ver a los ojos.

Porque únicamente las buenas obras y los legados hacen gloria, y los hombres viven mientras el pueblo los recuerda; tenga la seguridad mi JEFE DRAGON que es y será siempre uno de ellos.

EN MEMORIA DEL COMISARIO JOSÉ LUIS SOLÍS CORTES

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México, a 28 de Diciembre de 2010.

Dr. Mario Cordero

jueves, 20 de enero de 2011

Entrevista de tv O Globo con MARCOS WILLIANS HERBAS CAMACHO, “MARCOLA”.

Entrevista de tv O Globo con MARCOS WILLIANS HERBAS CAMACHO, “MARCOLA”.





Marcos Camacho, más conocido por el sobrenombre de Marcola, el rey de los narcos paulistas, máximo dirigente de una organización criminal de Sâo Paulo (Brasil) denominada Primer Comando de la Capital (PCC).- Actualmente preso, desde donde fue entrevistado.



Las respuestas de Marcola nos aproximan a lo que puede ser el futuro de la delincuencia común en América Latina, y en especial en México.

O Globo:



¿Usted es del PRIMER COMANDO DE LA CAPITAL?

Marcola:



Más que eso, yo soy una señal de estos tiempos. Yo era pobre e invisible. Ustedes nunca me miraron durante décadas y antiguamente era fácil resolver el problema de la miseria. El diagnóstico era obvio: migración rural, desnivel de renta, pocas villas miseria, discretas periferias; la solución nunca aparecía… ¿Qué hicieron? Nada. ¿El Gobierno Federal alguna vez reservó algún presupuesto para nosotros? Nosotros sólo éramos noticia en los derrumbes de las villas en las montañas o en la música romántica sobre "la belleza de esas montañas al amanecer", esas cosas.
Ahora estamos ricos con la multinacional de la droga. Y ustedes se están muriendo de miedo. Nosotros somos el inicio tardío de vuestra conciencia social.

O Globo:



Pero, ¿la solución sería…?

Marcola:



¿Solución? No hay solución, hermano. La propia idea de "solución" ya es un error. ¿Ya vio el tamaño de las 560 villas miseria de Río? ¿Ya anduvo en helicóptero por sobre la periferia de San Pablo? ¿Solución, cómo? Sólo la habría con muchos millones de dólares gastados organizadamente, con un gobernante de alto nivel, una inmensa voluntad política, crecimiento económico, revolución en la educación, urbanización general y todo tendría que ser bajo la batuta casi de una "tiranía esclarecida" que saltase por sobre la parálisis burocrática secular, que pasase por encima del Legislativo cómplice. Y del Judicial que impide puniciones. Tendría que haber una reforma radical del proceso penal de país, tendría que haber comunicaciones e inteligencia entre policías municipales, provinciales y federales (nosotros hacemos hasta "conference calls" entre presidiarios…)

Y todo eso costaría billones de dólares e implicaría una mudanza psicosocial profunda en la estructura política del país. O sea: es imposible. No hay solución.

O Globo:



¿Usted no tiene miedo de morir?

Marcola:



Ustedes son los que tienen miedo de morir, yo no. Mejor dicho, aquí en la cárcel ustedes no pueden entrar y matarme, pero yo puedo mandar matarlos a ustedes allí afuera. Nosotros somos hombres-bombas. En las villas miseria hay cien mil hombres-bombas. Estamos en el centro de lo insoluble mismo. Ustedes en el bien y el mal y, en medio, la frontera de la muerte, la única frontera. Ya somos una nueva "especie", ya somos otros bichos, diferentes a ustedes.

La muerte para ustedes es un drama cristiano en una cama, por un ataque al corazón. La muerte para nosotros es la comida diaria, tirados en una fosa común.

¿Ustedes intelectuales no hablan de lucha de clases, de ser marginal, ser héroe? Entonces ¡llegamos nosotros! ¡Ja, ja, ja…! Yo leo mucho; leí 3,000 libros y leo a Dante, pero mis soldados son extrañas anomalías del desarrollo torcido de este país.

No hay más proletarios, o infelices, o explotados. Hay una tercera cosa creciendo allí afuera, cultivada en el barro, educándose en el más absoluto analfabetismo, diplomándose en las cárceles, como un monstruo Alien escondido en los rincones de la ciudad. Ya surgió un nuevo lenguaje. Es eso. Es otra lengua.

Está delante de una especie de post miseria.

La post miseria genera una nueva cultura asesina, ayudada por la tecnología, satélites, celulares, Internet, armas modernas. Es la mierda con chips, con megabytes.

O Globo:



¿Qué cambió en las periferias?



Marcola:



Mangos. Nosotros ahora tenemos. ¿Usted cree que quien tiene 40 millones de dólares como Beira Mar no manda? Con 40 millones de dólares la prisión es un hotel, un escritorio… Cuál es la policía que va a quemar esa mina de oro, ¿entiende? Nosotros somos una empresa moderna, rica. Si el funcionario vacila, es despedido y "colocado en el microondas".

Ustedes son el estado quebrado, dominado por incompetentes.

Nosotros tenemos métodos ágiles de gestión. Ustedes son lentos, burocráticos. Nosotros luchamos en terreno propio. Ustedes, en tierra extraña. Nosotros no tememos a la muerte. Ustedes mueren de miedo. Nosotros estamos bien armados. Ustedes tienen calibre 38. Nosotros estamos en el ataque. Ustedes en la defensa. Ustedes tienen la manía del humanismo. Nosotros somos crueles, sin piedad. Ustedes nos transformaron en "super stars" del crimen. Nosotros los tenemos de payasos. Nosotros somos ayudados por la población de las villas miseria, por miedo o por amor. Ustedes son odiados. Ustedes son regionales, provincianos. Nuestras armas y productos vienen de afuera, somos "globales". Nosotros no nos olvidamos de ustedes, son nuestros "clientes". Ustedes nos olvidan cuando pasa el susto de la violencia que provocamos. (MENUDO COMENTARIO ¡WOW!)



O Globo:



¿Pero, qué debemos hacer?





Marcola:



Les voy a dar una idea, aunque sea en contra de mí. ¡Agarren a "los barones del polvo" (cocaína)! Hay diputados, senadores, empresarios, hay ex presidentes en el medio de la cocaína y de las armas. ¿Pero, quién va a hacer eso? ¿El ejército? ¿Con qué plata?

No tienen dinero ni para comida de los reclutas. Estoy leyendo "Sobre la guerra", de Klausewitz. No hay perspectiva de éxito. Nosotros somos hormigas devoradoras, escondidas en los rincones. Tenemos hasta misiles anti-tanque. Si embroman, van a salir unos Stinger. Para acabar con nosotros… solamente con una bomba atómica en las villas miseria. ¿Ya pensó? ¿Ipanema radiactiva?


O Globo:



Pero… ¿No habrá una solución?



Marcola:



Ustedes sólo pueden llegar a algún suceso si desisten de defender la "normalidad". No hay más normalidad alguna. Ustedes precisan hacer una autocrítica de su propia incompetencia. Pero a ser franco, en serio, en la moral. Estamos todos en el centro de lo insoluble. Sólo que nosotros vivimos de él y ustedes no tienen salida. Sólo la mierda. Y nosotros ya trabajamos dentro de ella. Entiéndame, hermano, no hay solución. ¿Saben por qué? Porque ustedes no entienden ni la extensión del problema. Como escribió el divino Dante: "Pierdan todas las esperanzas. Estamos todos en el infierno".

lunes, 10 de enero de 2011

Solicitan revisar situación laboral y salarial de la Policía Federal



NOTIMEX.

El objetivo es incrementar y mejorar las prestaciones del personal de tropa de más bajos ingresos


CIUDAD DE MÉXICO, 10 enero.- Diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD) solicitaron a las secretarías de Hacienda y de Seguridad Pública federal, revisar las condiciones laborales y salariales de los elementos de la Policía Federal.
Dicha solicitud, con el fin de incrementar sus percepciones y mejorar las prestaciones del personal de tropa de más bajos ingresos, destacó un punto de acuerdo presentado en la Comisión Permanente por los diputados del PRD, Alejandro Encinas y Esthela Damián Peralta.
En el mismo, resaltaron que hoy se vive una violencia quizá nunca antes vista, que ha hecho imprescindible la presencia y el buen funcionamiento de los cuerpos de seguridad pública, corporaciones policiacas y del Ejército Nacional y la Armada de México.
Argumentaron que la violencia no tiene límites, a diario se sabe de enfrentamientos por demás crueles y sanguinarios, que no sólo afectan a las fuerzas de seguridad y a los delincuentes.
Esos enfrentamientos, aseveró, victimizan a la población civil, particularmente a los niños, los jóvenes, las mujeres y los ancianos que ven vulnerada su integridad física en todo momento.
'Ya no sólo se es presa de la delincuencia común en asaltos, secuestros y demás delitos, ahora toda la ciudadanía tiene que estar atenta a los ataques y amenazas del crimen organizado', puntualizaron.
En el documento que analiza la Tercera Comisión de la Permanente (Hacienda y Crédito Público, Agricultura y Fomento, Comunicaciones y Obras Públicas), se precisó que las tareas que realizan los elementos de la Policía Federal son de altísimo riesgo en el entorno nacional.
Señalaron que si bien éstos son inherentes a la naturaleza de su trabajo, las actuales condiciones laborales y el riesgo que las actividades desarrolladas representan no resultan equitativas.
Los sueldos de algunos de estos servidores públicos, principalmente de los policías y cabos, no son superiores a los 10 mil pesos mensuales, lo que representa un ingreso muy bajo para ser sostén de una familia, e injusto tomando en cuenta los riesgos y el estrés emocional al que se ven sometidos.
Los seguros de vida y riesgo con los que cuentan los elementos de esta corporación en caso de fallecimiento, indicaron, resultan insuficientes porque deja en total desamparo a las familias.
Encinas Rodríguez y Damián Peralta señalaron que si se quiere contar con una policía honesta y totalmente alejada de la corrupción, no se podrá lograr con salarios y prestaciones inferiores e ineficientes.
De ahí, afirmaron, la importancia de que el titular del Poder Ejecutivo instruya a las secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Seguridad Pública, para revisar los salarios que incluyan las prestaciones laborales, los seguros de vida y de riesgo del personal de la Policía Federal.
egc

viernes, 7 de enero de 2011

VACACIONES 2010

">

ENTREGA DE JUGUETES SECTOR CD. SERDAN, PUEBLA






ES EL SEGUNDO AÑO CONSECUTIVO QUE HACEMOS UNA VAQUITA Y VAMOS A DARLES JUGUETES A ESTOS NIÑOS DE LA COMUNIDAD DE SAN JOSE CUYACHAPA PUEBLA QUE ESTA A PIE DE CARRETERA ENTRE ORIZABA Y ESPERANZA PUEBLA SON DE ESCASOS RECURSOS ECONOMICOS LA SATISFACCION DE VER SUS CARITAS AL RECIBIR UN PEQUEÑO JUGUETE NO SE PAGA CON NADA

ATENTAMENTE INSPECTOR JEFE MIGUEL ANGEL ECHEVERRIA ALARCON
Loading...