"DISCIPLINA - LEALTAD - SACRIFICIO"


"PROTEGER Y SERVIR"

viernes, 16 de julio de 2010

COCHE BOMBA CONTRA LA P. F. EN CD. JUAREZ







MEXICO ENTRA EN LA ERA DE LOS COCHES BOMBA


MÉXICO, D.F.— El cadáver de un sujeto vestido de policía yacía bocarriba, sumándose a la mortal estadística de más de las ocho víctimas diarias que caen en la fronteriza Ciudad Juárez; era revisado por paramédicos de guantes blancos que lo llevarían a la morgue, cuando de repente 10 kilos de explosivos C4 estallaron en llamas amarillas, rojas, moradas y azules. La lente del camarógrafo del canal 5 local, Luis Hernández, quien resultó lesionado, captó el momento justo, el jueves por la noche, que marca el inicio de ataques con coches-bomba perpetrados por el narcotráfico mexicano contra autoridades. La detonación se extendió y mató a tres policías, quemó patrullas e hirió a rescatistas, a siete elementos federales, a tres paramédicos de la Cruz Roja y al periodista de televisión. Ayer se supo que un médico fue la cuarta víctima mortal luego de este ataque. "El artefacto se activó mediante una llamada a algún teléfono celular", explicó en conferencia de prensa Eduardo Zárate, comandante de la Quinta Zona Militar, en Chihuahua. Hasta el momento el peritaje continúa para determinar cómo fue que el vehículo se impactó contra el convoy de policías federales, si estaba estacionado o alguien lo iba conduciendo. Hasta el momento las pistas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) apuntan a una supuesta venganza de La Línea, el principal grupo de sicarios del cartel del Golfo, por la captura de su líder operativo, Jesús Armando Acosta Guerrero, alias "35", acusado de asesinato de rivales del cartel de Sinaloa, así como secuestros, extorsión, retenes y tráfico de droga en la ciudad. De acuerdo con algunos testimonios difundidos por la prensa local, los gatilleros se adjudicaron el bombazo a través de un mensaje escrito en unas paredes aledañas a los hechos que fue borrado por las autoridades. "Esto seguirá pasando por apoyar el grupo contrario", se leía. El procurador General de la República, Arturo Chávez, consideró que los autores del acto con tintes terroristas podrían estar buscando "la desestabilización del estado o si es una demostración de decisión o de fuerza que busca amedrentar a la sociedad y seguir operando". Desde el Senado, algunos legisladores consideraron que se trata de otra etapa de la guerra del narcotráfico que desde diciembre de 2006 ha acumulado 24,800 muertes, según la cifra confirmada ayer por las autoridades. "Hay ya signos muy ominosos y yo diría peligrosos para la propia gobernabilidad del país, en tanto el tema de la criminalidad", consideró el senador Carlos Jiménez Macías, del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI). "Hay que mirarse en el espejo de lo que fue Colombia hace 20 años". Catedráticos expertos en seguridad internacional han encontrado comportamientos paralelos de la delincuencia organizada entre México y Colombia. Este último país ha visto arreciar el nivel de ataques contra el gobierno y la población civil: todavía en una de las más recientes explosiones con coche-bomba, ocurrida en marzo pasado, murieron nueve personas, 36 fueron heridas y al menos 25 edificaciones resultaron dañadas. El riesgo máximo en México que por ahora, observa Pedro Isnardo de la Cruz, analista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se encuentra en la falta de protocolos de protección para las fuerzas policiacas que combaten al narcotráfico y para los civiles. "Los riesgos son masivos y ni la Policía ni el Ejército cuentan con una guía que alerte y proteja a inocentes de un ataque de ese tipo, que era de esperarse: ya había un antecedente con los dos bombazos que lanzaron en Michoacán en un acto público, con cientos de personas reunidas", recuerda. El 16 de septiembre de 2008, durante la celebración del grito de Independencia de México, dos hombres del cartel de La Familia, lanzaron dos granadas contra los asistentes, familias y niños entre ellos. Nueve civiles murieron. "Es inocente pensar que no va a haber un contraataque cuando hay una acción contra los delincuentes", señala De la Cruz. "Por eso los tomó por sorpresa en Juárez". José Reyes Ferriz, alcalde de Ciudad Juárez, dejó entrever que el muerto vestido de policía local fue el anzuelo para atraer a los policías federales que después fueron atacados con el coche-bomba, pues recibieron, como la mayoría de las veces, una llamada anónima de la existencia de un cadáver más, sin saber que ellos serían los siguientes. http://www.impre.com/laopinion/noticias/primera-pagina/2010/7/17/mexico-entra-en-la-era-de-los--199632-1.html#commentsBlock

1 comentario:

  1. En el video original se escucha un rechinido de llantas y un chiflido, probablemente llego un carro rechinando llantas y un federal lo vio chiflo para que voltearan pero demasiado tarde dispararon una bazuka esta version no ah sido tomada en cuenta el ejercito dijo que habia restos de C4 si no es asi la version de la bazuka es la mas logica si alguien puede pasar esta informacion a algun federal conocido por favor pasenla segun mi peritaje es un disparo de bazuka desde que pego atras del grand prix que estaba abondonado por eso se movio hasta chocar con el CRP

    ResponderEliminar